Tiny Homes on Wheels     Park Model RVs     Container Homes

8 amigos construyeron un pequeño vecindario. Míralo y te querrás mudar con ellos

Sostenible. Pequeño. De acero. No hay mejores términos para describir el recinto cerca de Llano, Texas y el río Llano denominado Bestie Row. 
Bestie Row fue encargado por Fred y Judi Zipp. El nombre real del recinto es Llano Exit Strategy. La propiedad fue diseñada por un amigo de mucho tiempo de los Zipp, el arquitecto Matt Garcia, según el relato de la revista People de mayo de 2015. La gente llama a la propiedad Bestie Row porque allí es donde planifican retirarse eventualmente los Zipp y otras tres parejas.
Publicidad
Los Zipp le dijeron a Garcia que querían una casa nueva que fuera sostenible, que ahorrara energía y se aprovechara de los recursos naturales a su disposición. Garcia recurrió a recuerdos de su infancia para diseñar el recinto. 
El recinto cuenta con cuatro cabañas de 32 m2 y un área en común de 139 m2 para el entretenimiento de sus habitantes. La cocina en el área en común tiene unos fogones de primera calidad, y es grande y espaciosa. También cuenta con un frigorífico de esas características. 
La cocina está separada del comedor mediante una isla de color negro. El comedor tiene suficiente espacio para muchas personas. El inmueble además cuenta con una sala de estar grande y espaciosa.
En uno de los laterales hay una habitación para huéspedes que cuenta con literas de madera natural. Dicha habitación está separada del área en común por puertas corredizas. La parte exterior de las cabañas está recubierta de acero corrugado. Todas tienen techos de tipo mariposa, gracias a los cuales se acumula el agua de lluvia y se almacena en una cisterna, para luego utilizarla para regar la propiedad. 
“Es un lugar mágico aunque árido”, cuenta Fred Zipp a Garden and Gun. “Hacemos lo que podemos para guardar la mayor cantidad de agua posible para los árboles y la maleza del lugar. Por suerte, son hermosos". 
El interior de las cabañas tiene pisos de hormigón y aislamiento de espuma pulverizada que las mantiene frescas cuando hace calor y cálidas cuando hace frío. 
“Solo queríamos algo cálido que contrarrestara con la frialdad del metal de la parte exterior”, le dijo Garcia a Garden and Gun en cuanto al uso del hormigón. “Es un acabado de alto diseño que no cuesta mucho dinero".
Las cabañas cuentan con diversas instalaciones, como un área para sentarse, cama y una biblioteca.
Los Zipp y sus amigos todavía no se han mudado a las cabañas. Por ahora, solo van durante las vacaciones. La propiedad también está disponible para que otros puedan alquilarla a través de Airbnb por 1.050 dólares la noche.
Publicidad
Si crees que la idea de los Zipp es genial como lo creemos nosotros, COMPÁRTELA con tus amigos y familia en Facebook.